Rebeco

Contamos con esta belleza de animal que por si sola se deja querer tanto por su trofeo tan peculiar como el gran rececho y dificultad que conlleva su captura.

© Rafa Sanz